Adulterios

woody-allen1

Adulterios. Tres comedias en un acto es la cuarta obra de teatro publicada por Woody Allen, e incluye tres piezas con el mismo hilo conductor: la infidelidad matrimonial, que le sirve al autor para dejar al descubierto la faceta menos amable de la condición humana, si bien no tanto por el engaño, como por la forma en que se comportan los personajes una vez descubierto. Y por las razones del mismo. Fundamentalmente, hastío y desprecio, tanto hacia sus parejas, como hacia sus amantes, en casi todos los casos. Cobardía. Y amoralidad. Allen, desde luego, construye unos tipos muy reales; personajes vulgares dentro de situaciones rocambolescas, que funcionan como escaparate impecable e implacable de lo que, por desgracia, no siempre se muestra: la cara real, el auténtico ser de las personas. Y lo poco agraciada que puede ser esta.

Riverside Drive es la primera de las tres obras contenidas en el libro. En ella, Jim, un escritor de éxito, espera la llegada de Bárbara, su amante, junto al dique del Hudson,. No hay nadie más en los alrededores que Fred, un mendigo corpulento y desagradable, que, para pesar de Jim, le aborda. Para reclamarle mucho más que una limosna. Sorprendentemente, el lenguaje que Fred utiliza en la conversación es más que culto, y durante ella intercala abundantes detalles de la vida privada de su interlocutor con los de su propia vida; saltando desde su doctorado en Literatura hasta sus ingresos psiquiátricos. Tan fuera de lugar, que, de no ser porque Bárbara se dirige a él directamente, parecería un alter ego de Jim; una proyección creada por su conciencia, para poderse dar a sí mismo la oportunidad de explicar aquello que puede que le esté remordiendo.

La segunda, Bloqueo de escritor, comienza con una convencional barbacoa en una casa de campo en Connecticut, en la que participan Sheila, Norman (su marido), Jenny (hermana de Sheila), y David (esposo de Jenny), en el aniversario de los primeros. La aparición de Hal y Sandy, antiguos propietarios de la casa, y la revelación por parte de estos de la existencia de un escondite secreto en la misma, da lugar al hallazgo de un diario íntimo, que desencadenará una espiral de confesiones y reproches. De la que, todo hay que decirlo, no todo lo que resulta es negativo para los personajes. Seis, como los que buscaban autor en la obra de Pirandello. A los que se suma en Max, que irrumpe inesperadamente en la escena, dando lugar a un giro insospechado en la historia.

Central Park West, la última, arranca con Carol, acudiendo a la llamada urgente de su amiga Phyllis, a la que su marido acaba de anunciar que va a abandonar. Mientras Carol espera la llegada su esposo, Phyllis, bastante alterada, reconoce que su matrimonio, en realidad, carecía de comunicación, ya que ninguno de los dos escuchaba al otro. Que el sexo había llegado a desaparecer. Que era un fracaso, en suma. Pero todo había mantenido su apariencia hasta que Sam le comunica que la deja por otra mujer, de la que se ha enamorado. Y acusa a Carol de ser esa mujer. Por supuesto, la historia a partir de este punto, no hace más que complicarse.

Calificación: Muy bueno..
Tipo de lectura: Humana.
Argumento: Alleniano.
Personajes: Reales como la vida misma.
¿Dónde puede leerse?: En el sofá de casa. En el tren se corre el riesgo de levantar la cabeza y tratar de escudriñar vidas ajenas.