ARTE EN CUBA.TREMENDO PANORAMA III

Es sorprendente la frecuencia con la que los escritores cubanos reúnen colecciones ideales de arte en sus artificios literarios. Reconstruíamos en pasadas ediciones la de Wendy Guerra y no podemos resistirnos a prolongar con Leonardo Padura, que es uno de los más importantes autores de novela negra en español. La acumulación de pinturas que propone en Herejes para la casa de unos refinados burgueses, es paradigma de un gusto exquisito, pero también de la histérica condición de una sociedad que permanece atrapada entre la hipótesis del socialismo, y la realidad de las tensiones provocadas por una reducida clase emergente, constituida por afectos al régimen, artistas, cuentapropistas y receptores de fondos exteriores.

Servando Cabrera Moreno, 1923. Julio Antonio en Obispo.

Servando Cabrera - Julio Mella en obispo

El pintor fetiche que todos desean poseer, aunque nosotros nos resistimos a alguno de los efebos desnudos y muy bien dotados que quiere ver Padura. En realidad el cuerpo masculino -y la demostración de su vigor- es uno de los temas preferidos de Cabrera, como lo son también sus series sobre revolucionarios, los retratos populares o la idealización de las formas femeninas. Una fundación con su nombre se encarga de preservar y exhibir el legado de un autor que viajó por todo el mundo en contacto con las vanguardias.

Raúl Milián, 1914-1984. Abstracción, 1954.

milián-abstracción

Compañero y discípulo de Portocarrero, autodidacta. Sus trabajos con tintas son depurados y minimalistas, explorando la vanguardia desde el aspecto más dependiente de las influencias exteriores. Hábil constructor de geometrías y trazos, sus apuestas hacia lo figurativo son siempre  visiones borrosas de la realidad, rastros imprecisos de la ciudad, esquemas humanos o vegetales.

René Portocarrero, 1912-1985. Retrato de Flora nº 23, 1966.

portocarrero-retrato de flora nº23 1966

Los retratos de mujer, inexpresivos como si fueran vírgenes o diosas, se destacan en un concierto de líneas repujadas y barrocas, envueltas en una exuberancia vegetal u floreal que las convierte en seres mitológicos, trasplantados directamente desde Ovidio a los barrios afrocubanos de Santiago o de Matanzas.

Roberto Fabelo, 1950. Malecón barroco, 2012.

favelo-malecón barroco 2012

Padura nos describe una sirena yacente, una de esas heroínas altamente simbólicas, ataviadas con objetos o signos surrealistas que tan importantes son en la producción de un artista multifacético, quizás más conocido como dibujante o ilustrador. La serie sobre el Malecón (2012) nos transmite una impresión sometida a imágenes que es también un carnaval, un baile de máscaras.

Pedro Pablo Oliva, 1949. Espantapájaros, 2008.

oliva-espantapájaros 2008

Cercano a la tradición de Chagall, ese mundo alquímico y colorista de niños saltimbanquis, extraños animales y realidades borrosas, como las que se producen en los sueños. Expresionista, Oliva trabaja sobre realidades a las que consigue llevar a la abstracción mediante manchas y juegos de geometría en una razonada deconstrucción mediante la pintura.

Tomás Sánchez, 1948. Pensamiento como nube, 2006.

sanchez-paisaje

Inquietantes mundos paralelos, ausentes de figuras, premonitores de planetas sin habitar o de falsificaciones de la mente, pero lúcidos, hiperreales que dan cuerpo a una obra que está entre la exploración del paisaje, la investigación de su trasfondo y la amenaza de su atmósfera. Algunos de sus engaños nos llevan a Magritte. En esa realidad trastocada siempre está Cuba, con sus manglares, cascadas, islas y palmerales.

Arturo Montoto, 1953. Mutismo, 2007.

montoto-mutismo 2006

Es la tradición más pura del bodegón español y del dibujo botánico, pero reducida mediante la ausencia, el abandono del fruto a su mínima expresión en la búsqueda de un mensaje subliminal o el puro abandono del espectador a la contemplación reflexiva. Montoto es maestro en el estudio de los colores, de las sombras, de la incidencia de la luz sobre las frutas, de la provocación escenográfica. La elección del título carga de significado cada obra.