El amor conyugal

moravia-760x1024
El amor conyugal es una novela corta de ritmo, trama y temática más bien clásica, frente a lo cual no está de más recordar que fue escrita en la década del cuarenta. El comienzo de la novela nos presenta a un feliz matrimonio burgués que goza de las comodidades del dinero y del amor correspondido. La historia es narrada por uno de ellos: el marido, Silvio. Por lo tanto, es al único punto de vista que como lectores podemos acceder. De ella no sabemos nada más que lo que él nos dice, aunque con descripciones demoradas: se trata de una mujer imponente, no por su belleza, dudosa, que se mantiene en el borde entre existir y no existir (una idea latente de la transformación y la deformación de la persona), sino por su fortaleza, por una presencia y una palabra sentenciosas. Y sin embargo, de ella todavía se puede saber algo más, de a poco, quizá antes que él, porque la novela es una trama con tensión in crescendo que nos arrastra a sospechar lo obvio. Tan obvio, que no voy a mencionarlo literalmente.

Sin dudas, se trata de una trama pulcra: dos hilos -dos, ni más ni menos que dos- tiran de una misma marioneta. Son dos hilos que se entrecruzan si necesitan entrecruzarse, que van a darle movimiento a una misma figura. La figura es la trama, que baila por el movimiento acompasado y nunca independiente de los dos hilos. Si hubiera que otorgarles una palabra a cada uno de esos hilos serían «escritura» y «amor». El marido se propone (no sin presión por parte de su esposa Leda) escribir una novela basada en el amor de ellos a la que llamará El amor conyugal. Mientras tanto, o al servicio de ese primer propósito, aparece un segundo: renunciar durante el proceso de escritura al amor carnal. Es decir, no tendrán vida sexual durante la etapa en la que él esté escribiendo ese libro, del que pretende que sea su gran obra maestra.

Porque al tirar del hilo del amor se afloja el de la escritura, y viceversa, es que el personaje se propone abandonar un hilo para centrarse en el otro, sin tener la mínima conciencia de que el hilo abandonado seguirá tensándose inevitablemente. Todo resulta ser paradójico, puesto que a cuanto más orden y pulcritud aspira ese hogar, más se transforman y se deforman las cosas. Hasta culminar en la deformación final: el rostro de ella, que al comienzo de la novela es descrito como belleza, aunque imperfecta y alterada por ciertos rasgos y muecas que lo distorsionan y lo transforman (no solo a su rostro, tal vez a ella toda), y que al final es hallado en una máscara, en una cara esculpida, donde él ya no encuentra belleza sino al demonio (que ahora, entonces, es ella).

Tal vez la historia es mucho más que eso obvio que sospechamos al ir avanzando en la lectura. Es una historia cuyo tema de fondo podría ser la fragilidad de la belleza, o la fragilidad de las relaciones humanas o, mucho peor y más sintético, la fragilidad de lo humano. Si el final es devastador no lo es tanto por lo que les ha sucedido (que parece ser superado por una condición de sinceridad asegurada, que se impone e impera sobre cualquier traición posible); lo es mucho más por la certeza de que en verdad él a ella aún no la conoce. Que su rostro femenino podría ser bello o ser el del diablo. Que en la sutileza de una mueca está la posibilidad de la deformación absoluta.

Calificación: Buena
Tipo de lectura: Tradicional
Tipo de lector: Público en general
Argumento: Silvio se propone escribir la obra literaria de su vida. Para no dispersar sus energías, renuncia a toda vida sexual con su esposa durante el proceso de escritura. A partir de ese momento, algunas cosas cambian en el matrimonio.
Personajes: Silvio, Leda, el peluquero y poco más.
¿Dónde puede leerse?: En un hotel de lujo en la Toscana.

TR marca v

———————————————————

PROGRAMA SOCIAL DESTINADO A LA INFANCIA DEL TEATRO REAL DE MADRID:

Destinado al público infantil en situaciones físicas o sociales desfavorables, todas las acciones se canalizarán a través de los espectáculos y actividades del Programa Pedagógico del Teatro Real en las que participan en la iniciativa, de forma activa y desinteresada, el Coro y la Orquesta del Teatro Real (Coro Intermezzo y Orquesta Sinfónica de Madrid). Así, la música se convierte en vehículo integrador y terapéutico.

Las asociaciones sin ánimo de lucro, cuya actividad está centrada en el desarrollo y adaptación de estos menores y que participan en el programa son: Fundación ANAR, Fundación de Síndrome de Down Madrid, Federación Autismo Madrid, Federación Española de Padres de Niños con Cáncer, Ayuda en Acción, Acción Social por la Música y Fundación Víctimas del Terrorismo (niños).