El artesano de las melodías y texturas musicales que encontró su libertad

280737_212835442102428_185646681487971_646576_2639618_o

La grieta (2014) es el segundo trabajo de Jero Romero, ex componente de la desaparecida The Sunday Drivers, en «solitario». Hay que señalarlo así porque, esta vez, el artista hace uso de un ambiente instrumental mayor, sin dejar de lado su carácter intimista. En estas nuevas diez canciones, hace lo que mejor se le da: construir melodías y gozar de una libertad estructural y armoniosa difícil de encontrar en otros terrenos.

El nombre de Jero Romero, antes de descubrir ese espacio donde orbitar a su propio ritmo y bajo sus propios movimientos, se dio a conocer cuando la banda española The Sunday Drivers contagió a todo el país con su pegadizo y exitoso Do it. Por aquel entonces, Jero era el vocalista y guitarrista de esta formación, que tuvo una trayectoria de unos diez años y gozó de cierto éxito en varios países europeos. En España la banda tuvo también su séquito de seguidores, aunque ya sabemos cómo nos portamos a veces con los artistas de la casa que se ponen a cantar en idioma anglosajón. Pero, en 2010, la banda anunció que había escrito su punto y final. Por supuesto, se trataba de músicos inquietos y con mucho que contar todavía a través de la música, así que algunos formaron la banda Mucho (de la que probablemente no tardaremos demasiado en hablar en estas páginas) y Jero Romero se decidió a iniciar una carrera en solitario.

En 2011, por tanto, el ex miembro de The Sunday Drivers sacó a la luz su primer proyecto, titulado Cabeza de león. Lo hizo tras recibir una destacable acogida a través de la red, en la que apostó por el (tan conocido hoy en día) método del crowfunding: proponer a los posibles interesados que invirtiesen en la producción del disco para llevarlo a cabo. Tuvo éxito, claro, porque la gente confiaba en lo que Jero Romero podía hacer, y porque cuando el trabajo estuviese listo, recibirían la recompensa al apoyo inicial mostrado. Cabeza de león no tiene mucho que comparar con los trabajos del grupo anterior de este músico (aunque es imposible no detectar la esencia de sus melodías y composiciones, que tienen aroma propio). En esta nueva etapa, Jero Romero se había decidido por el castellano para sus letras, por un carácter más intimista, y por dar forma a una libertad musical que explotó en su siguiente trabajo: La grieta.

La grieta fue publicado este mismo año, y hay algo en él que lo hace diferente a cualquier otro trabajo. Esa libertad musical mencionada hace un par de líneas, unida de manera magistral a la intimidad que desprende este músico. Es un artesano de las melodías sencillas, hay que decirlo, de esas que duelen y acarician sin entrar en ningún aderezo innecesario. Sus melodías son lo más puro de su música, sin duda. Luego están las decisiones que el artista toma canción a canción, el ambiente que pretende crear, el ritmo que decide seguir, la estructura por la que se decanta. La grieta es un álbum compuesto por diez temas bastante uniformes, pero con espacio para algunos experimentos (más o menos sutiles según la composición). El trabajo abre con El brazo, canción que refleja con rotundidad lo que Jero Romero va a querer contarnos. Los dos primeros minutos de la canción abren con una guitarra acústica que no tiene prisa por ir creciendo; él juega con el tiempo (no solo con el tempo) porque ha encontrado esa libertad, y es de agradecer esa sensación de que no le debe nada a nadie, de que puede hacer exactamente lo que quiere hacer. Y en el caso de esta primera canción lo que quiere es aguantar dos minutos enteros hasta romper con la contundencia que se escondía en esa apertura tranquila, casi celestial. La siguiente composición, por orden, es Fue hoy (uno de los temas más aplaudidos). En este caso, la canción empieza mostrando su energía y motivación desde el primer segundo y, a lo largo de su estructura, fluctúa con la magia característica que el músico es capaz de controlar en esa órbita propia que ha modelado. Sus melodías son sencillas, pero la forma final de sus canciones es algo que se puede reconocer en muy pocos trabajos. Sí, tiene su propio carácter, una mentalidad propia.

Tras los dos temas de apertura llega uno de sus grandes aciertos, una de sus grandes creaciones: Hombre mayor. Para quien escribe, sin lugar a dudas la canción con más magia de todo el álbum. Y eso que Jero vuelve a jugar a su antojo con una entrada acústica y una melodía sencillita que parece anunciar una canción de estructura y textura planas. De eso nada. Hombre mayor da sus primeras pinceladas mediante la letra inicial, luego se apaga un poco. Se reproducen coros sutiles y los mismos acordes rasgados de guitarra repetidos tantas veces que nos hace creer que la canción no tiene nada más que mostrarnos. Entonces entra la percusión, marcada y segura, y una guitarra eléctrica. Sin artificios, con desnudez y una naturalidad que a más de uno le habrán puesto los pelos de punta. Y ahí sí, Jero se saca el as de la manga: una melodía hermosa y una letra que no se repite, que desgrana todo lo que pretende desgranar. Así se las gasta.

La grieta cuenta con siete temas más, unos más sosegados y planos como El ventanal; otros con vida propia como Narciso o Los columpios. Pero, en todo caso, es un trabajo para tener a mano en casa. Como es costumbre en nuestros días, se encuentra disponible en Spotify o Bandcamp. Para los fines de semana, es todo un acierto darle al play y dejar que Jero Romero dé rienda suelta a esas melodías que tan bien cocina, a esos espacios privados que con tanta singularidad crea. Probablemente (aunque todavía no ha habido oportunidad de comprobarlo), en directo sus temas logren también crear ese ambiente propio donde flotan a su gusto, donde logran funcionar. La música es así.

logo_REDA_conTexto_medNegroWeb_dosLineas
Este es un escrito manuscrito de un recluso de la prisión de Huelva:
escrito preso
¡Démosles otra oportunidad!
Colabora con nosotros en la resinserción de los internos en la prisión de Huelva a través de la Pastoral Penitenciaria. ¡Conócenos! Somos una ONG de los Agustinos. www.redafundacion.org
Tlf: 678689622