El buscador de almas

imgres
El buscador de almas es esa novela que con un poco de psicoanálisis y otro poco de Cervantes alcanza ser una gran obra literaria de carácter satírico. Novela científica y novela humorística al mismo tiempo. El mismísimo Freud propuso el siguiente subtítulo para esta obra: «Una novela psicoanalítica», e incluso fue el encargado de publicarla tras defenderla de aquello de lo que se la acusaba: de ser pornográfica, entre otras cosas. Pero Georg Groddeck, fundador de la medicina psicosomática, lo tuvo claro desde el momento de la creación misma de la obra: su intención, incluso declarada, era efectivamente escribir una novela que presentara la teoría freudiana. El grito se puso en el cielo, pero «Freud-editor» le puso hasta subtítulo.

August Müller, el protagonista de esta historia, está leyendo el Quijote, pero su hermana y su sobrina llegan a su casa para quedarse y de pronto hay chinches en los colchones y seguidamente contrae la escarlatina, entonces August Müller entra en la locura que le permite hacerse llamar de ahí en más Thomas Weltlein. Este hombre burgués bajo el nombre de Thomas emprende sus andanzas y ya no filtra su lenguaje: dice verdades absolutas que hacen reír a algunos y espantan a muchos otros. Se mete en líos y en los ambientes más insólitos, como un congreso feminista. Y todas y cada una de las veces no sólo opina sino que predica su verdad, que siempre está en relación con la libido y las cuestiones de la sexualidad. Si le tiene que dar nalgadas en el trasero a una niña desconocida durante un viaje en tren, se las da bien dadas. Su hermana se lleva las manos a la cabeza cada vez e intenta no perderle el rastro a este Thomas escurridizo que al final acaba muriendo en un accidente de tren.

Un rasgo físico parece caracterizar a este personaje: tiene una nariz peculiar, de color rojo, rodeada de granitos amarillos. Cuando sucede el accidente de tren y su primo y su hermana intentan averiguar si él está entre las víctimas, preguntan a la gente si en el tren viajaba alguien con ese tipo de nariz. Pero sobre todo es el mismo Thomas el que habla de esa parte fálica de su cuerpo y se refiere a la naturaleza masculina de las narices y lo absurdo que es entonces que sangren.

Se trata de una novela cargada de simbolismo, pero sobre todo de cinismo, humor y teoría. Es, como Freud ya dijo, una novela psicoanalítica.

Calificación: Gran novela de principios del siglo XX
Tipo de lectura: Divertida
Tipo de lector: General
Argumento: Las hazañas de un hombre que aparentemente se vuelve loco
Personajes: Tres principales y muchísimos más
¿Dónde puede leerse?: Donde sea cómodo sostener un libro pesado de más de 400 páginas