El orden de las cosas (poemas escogidos 2000-2013)

nuno1344
Siempre es bienvenida la poesía de Nuno Júdice, uno de los mejores escritores europeos y sin duda el más brillante de los que escriben hoy en lengua portuguesa, así que no queda sino celebrar la edición de la antología bilingüe El orden de las cosas (Poemas escogidos 2000-2003), que ha publicado la editorial valenciana Pre-Textos, al cuidado de Juan Carlos Reche.

De obra caudalosa, que abarca la poesía, la novela, el teatro y el ensayo, Nuno Júdice (Mexilhoeira Grande, Algarve, 1949) ha alcanzado una merecida notoriedad en los círculos poéticos nuestro país gracias a haberse alzado el pasado año 2013 con el XXII Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, el más alto galardón que un poeta de lengua española o portuguesa puede recibir a los dos lados del océano. Una suerte para los lectores españoles, que seguramente irán viendo con más frecuencia en los estantes de novedades la firma de Júdice.

Pero lo cierto es que, poco atentos a lo que se escribe en el país vecino, no suelen encontrarse con la normalidad deseable en los suplementos culturales españoles reseñas de la actualidad literaria portuguesa (amén de los nombres consabidos, por supuesto) y Nuno Júdice ha sido casi un secreto hasta no hace tanto. De hecho, aún queda por traducir al español la mayor parte de su producción, tarea muy necesaria, dada la originalidad de su escritura que desde una concepción contenida del estilo, siempre ajustado a un ritmo de naturalidad discursiva, que en poesía casi le acerca al tono conversacional en sus últimos libros, explora el caleidoscopio de las experiencias y las sensaciones con una hondura que produce simplemente pasmo. Tiempo habrá de comentar cómo se fragua esto en sus novelas, porque lo que nos llama hoy es la acertada selección de Juan Carlos Reche que bajo el nombre de El orden de las cosas, reúne casi una cincuentena de poemas escritos tras la edición portuguesa del primer volumen de su poesía reunida (Lisboa, Dom Quixote, 2000).

Pasmo, sí, ¿cómo es posible si no definir la sensación del lector al encontrarse con las inesperadas iluminaciones que se esconden en sus poemas? Partiendo de una observación casual, de un instante anodino, de una circunstancia cotidiana, en sí misma no especialmente significativa, el poeta ahonda en el acontecimiento para elevarse a una comprensión de la realidad que nos descubre en los versos finales un aspecto inesperado del mundo de las cosas y de los seres que nos rodean. Cada poema es un descubrimiento, discreto, natural por la elegancia con la que se secuencian las etapas del pequeño argumento o del pensamiento leve pero de rara intensidad, llevadas con la tranquilidad del paseante que contempla sereno el paisaje que se le va desvelando a cada vuelta del camino. La poesía última de Nuno Júdice, la que en El orden de las cosas se escoge entre los diez poemarios publicados en este siglo, es ya la escritura decantada de un clásico contemporáneo, dueño de todos los registros del discurso lírico, maestro del ritmo de un verso que suena con una bellísima cadencia de lo que está ahí y no vemos hasta que la pausa final del poema nos deja suavemente los anteojos encima de la mesa. A uno no le queda otra cosa por decir cuando cierra las tapas del libro que un agradecido “¿cómo no me había dado cuenta antes?” Imprescindible.

Calificación: Imprescindible.
Tipo de lectura: De la que siembra y siembra y siembra.
Tipo de lector: Todo aquel que quiera encontrarse un rato con la esencia.
¿Dónde puede leerse?: En la frescura de un jardín en una noche de verano… o donde le plazca.