La explosión de hard rock que no vino de Los Ángeles, sino de Madrid

p1030246

El género del hard rock (acompañado de un sleaze, para quien controla bien la escena) celebra el estreno de un nuevo trabajo. Swallow and shut up?? es lo nuevo de Sexplosion, una banda madrileña que ha dado lugar a un álbum compacto y contundente. Sexplosion es un cuarteto madrileño dedicado, en cuerpo y alma, al más puro estilo hard rock sleaze. Sus estructuras contundentes y sus mensajes de filo cortante hacen recordar a la época gloriosa que surgió en Los Ángeles, en la década de los 80.

El género anteriormente mencionado está bastante extendido por la geografía española, si bien no goza del mismo reconocimiento que otros como el pop o el rock más ligero. Sin embargo, las bandas que ponen una distorsión afilada a sus guitarras y cuyas baquetas redoblan furiosas jugando con los ritmos, cuentan con un público fiel y enérgico. Rara vez son nombre protagonista en festivales de corte mainstream, ni falta que hace. A quien le interese la música más salvaje, aquella con la que agitar melena o coronilla al descubierto, sabe a dónde acudir. Y qué grupos seguir.

Sexplosion es una banda surgida en el vientre de Madrid, aunque si a uno le ocultan el dato hasta después de haberlos escuchado, puede quedarse bastante sorprendido con la revelación. Su sonido recuerda a la explosividad más pura del hard rock que tuvo su punto álgido en la época de los 80, allá por Los Ángeles. Por dar una referencia, con la que se puede estar de acuerdo en mayor o menor medida, en el repertorio de este cuarteto madrileño hay composiciones que hubiesen firmado los mismos Guns N’ Roses. Las influencias, pero también el descaro y la potencia que vierten en sus letras y estructuras musicales, hacen casi inevitable acordarse de Slash y compañía (venga, cito también a Axl Rose, que nadie se inquiete).

Este conjunto tomó forma en el 2009, si bien sus componentes ya venían de tocar en otras bandas. Tras este nombre provocativo, en cierto modo válido como declaración de intenciones, están el frontman Guillermo Starless (voz y guitarra), Fernando Ajejas (bajista), Alex H. M. (guitarra) y Juan Ramón Capilla (batería). Se dieron a conocer con su primer álbum Powerful as its name. Hace un par de semanas, estrenaron su nuevo trabajo, donde atesoran una mayor contundencia y profundidad: Swallow and shut up??

Desde luego, el nombre de este último disco (unido a su carátula, donde aparece el rostro de una mujer con la boca cosida) llama, y mucho, la atención. Si hay algo que la banda no pretende ocultar es su intención de provocar. Y eso es algo que se permite hacer en cuanto la ocasión se le presenta. El trabajo abre con el tema Bitch House, y sugiere por dónde van a ir los tiros. Al menos, algunos de ellos, en cuanto a musicalidad y mensaje. Riffs sencillos y de peso, con personalidad propia. Y así, Sexplosion comienza la guerra, una guerra que durará doce batallas y que, para alegría del fanático del hard rock sleaze, se presentan originales y diferentes. Ninguna composición es un calco de la anterior. El cuarteto ha logrado conformar un álbum donde, sin perder el rumbo, se conjugan canciones de base rítmica potente y acelerada con otras de carácter más acústico, que crecen y evolucionan con criterio. En el caso de estas últimas, cabe destacar Just fight, atractiva y sugerente gracias a la melodía algo juvenil y el juego acertado entre un ritmo más templado y un carácter con chispa. No hay que olvidarse de The chance, quizá el ejemplo que mejor refleja la capacidad que este grupo tiene para hacer crecer una canción; sin prisa, con sentimiento musical y la libertad de quien se sabe haciendo lo que quiere hacer.

Pero aparte de esos temas más serenos (por decirlo de algún modo, porque de serenidad tiene poco este trabajo), hay espacio para melodías más cortantes que, para ir conjuntadas, cuentan con unas letras igual de hirientes. Es el caso de State corruption, del que seguramente no sea necesario mencionar a qué puede hacer tanto crítica como referencia. Los mensajes de Sexplosion suelen ir acompañados de un Parental Advisory (esa etiqueta negra y blanca, reconocible en muchos discos, que viene a decir: cuídense de que sus hijos más pequeños no buceen en este material). Porque lo que la banda tiene que decir, lo dice sin tapujos. Ese es su estilo, no solo musical, sino en general. El hard rock utilizado como vía de expresión explosiva y directa.

Hay diferentes motivos por los que dedicarle tiempo a un trabajo como Swallow and shut up??, que además está disponible en plataformas digitales como Spotify. Ya sea por escuchar y recrearse en el solo de guitarra de Leap in the dark o en el de The hunting; por la peculiaridad de Dark halo o I’m not what your mama wants for you; o por todo lo referido en las líneas anteriores. Lo cierto es que Sexplosion ha puesto a la venta un álbum donde se hace manifiesta una labor de estudio esmerada, con la mira puesta en un resultado final compacto. En esta ocasión han contado con Warner Music para distribuir a nivel internacional su descarado estilo, y quién sabe si esto abrirá las puertas a un horizonte más amplio para este grupo. En todo caso, queda demostrado que están preparados para lo que les venga. Esperemos que el panorama musical esté preparado también para lo que se le viene con una actitud tan rebelde como contundente. Son de Madrid, aunque en Los Ángeles seguro que serían bien acogidos. Pero, en caso de seguir perteneciendo a una escena algo más oculta, habrá quien no se pierda los directos que surgirán a raíz de la presentación de este nuevo disco. Quién podría silenciar al hard rock.