La ridícula idea de no volver a verte

leer_vivir_rosa_montero
La ridícula idea de no volver a verte es un libro espontáneo en algún sentido. Salió del encargo de otra cosa. La editora Elena Ramírez le encargó a Rosa Montero un prólogo para un brevísimo libro que sería el diario de Marie Curie. Pero el prólogo acabó en libro y el libro en apéndice: sí, en lugar de escribir ese prólogo, la autora de La loca de la casa escribió este libro en el que incluyó al final el diario de madame Curie como apéndice.

Porque al comenzar a leer ese diario que Marie Curie escribió en los días posteriores al accidente que mató a su marido, Montero se enfrentó con la experiencia de esa otra mujer y la llevó a reencontrarse con la propia experiencia. No por nada Elena Ramírez le había encargado ese prólogo a esta escritora española y no a otra, porque sabía que cierto nervio se le tocaría a la también viuda Montero.

No había escrito antes Rosa Montero sobre la muerte de su pareja Pablo Lizcano, y suponemos que no lo había hecho porque, como ella misma declara en La ridícula idea… «No me gusta la narrativa autobiográfica, es decir, no me gusta practicarla». Y sigue, y queda un poco la sensación de que además de que puede que no le guste, verdaderamente lo que le pasa es que le resulta difícil: «No es fácil saber dónde pararse, hasta dónde es lícito contar y hasta dónde no […]. La cuestión, en fin, es la distancia; poder llegar a analizar la propia vida como si estuvieras hablando de la de otro. Y aun así, ¡qué complicado!». Pero aun así, Montero se atreve, y habla de su duelo, como Marie habla en su diario del duelo por Pierre Curie.

Dos mujeres hablando de sus amores perdidos, aunque Marie se habrá sentido mucho más libre que Rosa al hacerlo. Es cierto, no, no le queda cómodo el género autobiográfico. Se nota en cada página, no solo porque en verdad las dedicadas a Pablo sean considerablemente inferiores (en cantidad) que las dedicadas a los Curie, sino porque ella misma (con ayuda de un amigo escritor –Alejandro Gándara- que le hace una crítica constructiva de la novela) lo admite y lo reconoce.

Así todo, escribe este, que no es un libro sobre la muerte, según la autora. Pues no lo es únicamente. Es un libro sobre los duelos, es un libro sobre la vida, es un libro sobre las enfermedades, es un libro sobre el amor, es un libro sobre el machismo y el feminismo, sobre el dolor, pero claro que también es un libro sobre la muerte.

Y es además un lindo recorte, muy subjetivo y poético, por razones obvias, de la biografía de Marie Curie, de esa mujer en su aspecto de científica, de doble Premio Nobel, de madre, de esposa, de viuda, de amante… de mujer.

Calificación: Interesante
Tipo de lectura: Rápida
Tipo de lector: Curioso
Argumento: Biografía de Marie Curie entretejida con la biografía de la propia Rosa Montero
Personajes: Marie Curie, Rosa Montero, sus parejas, y el mundo circundante
¿Dónde puede leerse?: Mejor no en la sala de espera del médico