Las leyes de la frontera

javier cercas
Javier Cercas elige para contar esta historia la simulación de una novela en marcha, que es al mismo tiempo una investigación, una encuesta a diferentes personajes gracias a los cuales irá armando un larguísimo mecano que no sabemos dónde nos va a llevar.

Y nos lleva finalmente a algo basado en hechos reales y en una documentación auténtica, unos sucesos detrás de los que se plantean algunos interrogantes sobre la delincuencia y la marginalidad, sus causas y su redención.

El trabajo literario es excelente, bien armado, compuesto con dos o tres voces narrativas cuidadosamente elegidas, pero llevado con acierto al punto de vista de Ignacio Cañas, uno de los protagonistas.

Esto es eficaz siempre, claro está, que al lector le interese el fondo de la historia, que decida dedicar la larga lectura a una composición verosímil pero que no termina de apasionarnos, sobre un asunto sobre el que ya se ha escrito demasiado, al que se han dedicado demasiados reportajes periodísticos, y que incluso tiene un género propio en el cine español, el quinqui. Y quizá era demasiado pronto -o demasiado tarde- para volver sobre esa huella.

Cercas no se priva de demorar la narración todo lo que puede, cartografiando excesivamente una ciudad, Gerona, poniendo muy bien las calles, insistiendo en la ambientación de época, justificando las acciones y explicando los hechos en exceso. La estructura de entrevista lo permite y lo encubre.

Porque todos se dan cuenta de todo, exactamente igual que si lo estuvieran leyendo en un libro y quien pregunta, termina pareciendo más el inspector burócrata que rellena un atestado, que un escritor en busca de una documentación que no selecciona sino que acumula.

Son, en cualquier caso, personajes perseguidos por el pasado, atrapados y fascinados por un momento mítico de sus vidas, fieles a sí mismos, que trenzan unos vínculos tan largos en el tiempo que parecen una ficción.

Calificación: Correcto.
Tipo de lector: Aficionados a Javier Cercas, sospecho.
Tipo de lectura: Un poco larga.
Argumento: Un poco corto.
Personajes: Demasiado radiografiados.
¿Dónde puede leerse?: En la cárcel.