Memorias con nombre de mujer

The_Weepies—Say_I_Am_You_cover

Un viaje a través de las canciones que reflejan el espíritu de las ciudades que visitan sus letras y que evocan sus partituras. Más de 13.000 kilómetros recorridos con la imaginación en las dos primeras entregas de la serie, de Madrid a Estambul. DesdeFinlandia a Turquía, donde se tocan dos continentes, la Europa del Este agrupa iconos que han atrapado la inspiración de compositores célebres de todo el mundo anglosajón.
Más de siete mil kilómetros han sonado, cuando otro viaje de ocho canciones comienza en Letonia. The Weepies deslizan alusiones al turismo sexual preguntando por la tristeza de las chicas de la Riga señorial, con un tema con reminiscencias infantiles, que tiene acordes de infancia perdida.

michaeljacksonhistoryfuturepastpresent

La KGB apunta un nombre en la libreta:Michael Jackson, que dice encontrarse solo, que dice oler el peligro, que canta sentirse como un extraño en Moscú. La voz desgarrada se pierde en una gran plaza ahogada por la lluvia, y en la que también resuenan las percusiones que recuerdan a simbólicas paradas militares.

62

También llegan a Moscú —pero desembarcados de un horrible vuelo transoceánico— The Beatles. Se encuentran con una Unión Soviética desmembrada, y deciden llevar su canción hasta Kiev, para rendir un homenaje a las cálidas chicas ucranianas, cálidas a pesar de la frialdad de las tierras y del carácter. Rock con aires californianos para un trayecto a una Ucrania que ya es un país distinto al que se refería Mccartney.

Joy_Division-Substance_(album_cover)

Más al oeste, Polonia, con la compañía de Joy División en el reproductor de música. Varsovia suena al post-funk de Joy Division.La banda inglesa adoptó en sus orígenes el nombre de la capital, que suena a su música. Y aprovecha el tema para reconstruir el ambiente de los conciertos, lúgubres y decadentes como la propia ciudad, pero con un contundente encanto que entra por las venas.

51D06qvX91L

Viena espera. Quien lo dice es BillyJoel. Dice que es la Viena romántica, la que exige que se la disfrute con pausa, recreándose, sin prisas. Como la vida misma. Austria de la pasión y el orgullo, retratada entre notas de un piano triste, que parece deslizarse sobre la lámina de aguas turbias del Danubio.

Passengers_-_Original_Soundtracks_1

Rumbo sur. Una historia espera en un sótano de Sarajevo. La de una mujer que escucha su proclamación como la más hermosa del país. Fuera, arriba, en la ciudad, suenan las balas. En el homenaje, las voces de Bono y de Pavarotti, que pasean por la capital de Bosnia convertidos en los pasajeros de una inédita banda sonora de la guerra.Siempre en el recuerdo.

51hJBem3mAL

Llueve en Atenas. La ciudad está triste y luminosa, con las luces multiplicadas por su propio reflejo en las aceras mojadas.Las cuerdas puntiagudas del banjo en una canción con dos voces de mujer pone el contrapunto al aguacero. Más tristeza, en los arpegios y en las gargantas. Una letra construida de melancolías.

brooklyn_funk_essentials-1998-in_the_buzz_bag

Y al final, cuando dos mundos se encuentran en una misma ciudad, ritmos tribales, funk. Mezcolanza de estilos, como símil de una urbe extendida en dos continentes, derramada por el Bósforo. El frescor de las fuentes y las montañas, y una orquesta de metales traídas en la mochila desde los Balcanes, se dejan sentir en el crepúsculo de Estambul, que conocen bien los músicos de Brooklyn Funk Essentials, crecidos en sus arrabales.
Seis mil doscientos kilómetros viajados en 32 minutos de música, de Letonia a Turquía, con la mujer como fuente de inspiración de casi todos los temas.El viaje continúa.