PARÍS… a propósito de SEVILLA

2

Helen Sotillo, publicista de formación y diseñadora gráfica de profesión, aprovechó su estancia becada en La ciudad de La Luz para alumbrar su primer libro, París vs Sevilla. «Un duelo amistoso lleno de contradicciones, similitudes, diferencias y estereotipos».

Clara, distinta y tremendamente cartesiana, así parece la metódica publicista, Helen Sotillo. Un impulso repetido pero diferente, le condujo con 23 años, recién acabada su carrera, a aceptar unas prácticas de diseñadora gráfica en el bello París de la bella France. A partir de ese momento echó al fuego la finalidad de su formación, crear anuncios y se adentró de lleno en un marketing más específico, de investiduras digitales, y en las corrientes sociales de internet para fundar su propia empresa, de forma autónoma, pero colaborativa. «De hecho, en Facebook, repito cada vez que puedo, que si alguna persona tiene algún nexo con París, que lo comparta, para poder incluirlo en el próximo número. También publico en Twiter, Pinterest, en Google Plus, en Behinds (un portal de creativos)».

«Yo siempre busco la funcionalidad de las cosas. Tengo muchos hobbies artísticos que generan pocos beneficios, pero intento que mi profesión pueda aportármelos. Mi primer proyecto serio y personal, es éste. Eran unas prácticas remuneradas, que ofrecía la ciudad de Valladolid, a través de la Beca Faro Global, y una empresa de Marketing digital parisina, me seleccionó para realizarlas con ella. Hacíamos desde diseños de aplicaciones para Facebook, como diseño de videojuegos para esta red social, logotipos, branding digital (gestión de una marca a través de medios digitales)».

Y, una vez allí, ¿cómo fue todo? cuéntame. «Pues en París estuve 7 meses». ¿Y dónde te quedaste? «Estuve rotando en subalquiler». Resulta que si no eres de la capital francesa o careces de familiares, no te firman el arrendamiento. «Estuve en tres viviendas diferentes, sola, y acompañada de parisinos. La experiencia, en general, muy buena. Vine cargada de creatividad, porque los jóvenes tienen allí muchísima facilidad de acceso a la cultura, gratuitamente, la mayoría tenían su propia galería fotográfica, había mucha iniciativa propia y ese espíritu se me contagió y decidí, tengo que hacer algo. Como es muy típico establecer una relación entre lo conocido, de dónde vienes, y lo nuevo de esa ciudad que visitas, fui recogiendo estas relaciones en este libro», y ahí lo tenemos, mitad francés y mitad españolito.

El sapere aude ilustrado reside en su planteamiento pragmático- vital. Estas 46 relaciones que establece entre la capital andaluza y la francesa son simples anécdotas de su filosofía de vida, porque a ella lo que le tranquiliza es la sabiduría que te permite salir adelante por ti misma, «en relación a la autopublicación tengo que decir, que disponemos de muchas herramientas, desde internet, donde podemos informarnos de cómo autoeditar tu propio libro, o aprender a manejar ciertas herramientas de edición, hay portales como Amazon que facilita la venta, para que uno mismo pueda difundir su obra. Yo soy muy Juan Palomo y animo a que las personas no se dejen condicionar porque no haya empleo, si alguien tiene un proyecto, lo puede llevar a cabo con las herramientas que ofrece internet».

Sin excusas personales y sin ayudas institucionales. «Lo edité yo misma en Sevilla. Ayudas que utilicé, tutoriales del youtube. Ya conocía herramientas de edición, como Adobe Indising, del que hago uso diario en el trabajo, y de ahí salió París vs Sevilla. La primera tirada, que se vendió bastante rápido, fueron 50 ejemplares y volví a hacer una segunda de otros 50. Los vendí en una tienda on line, que también monté yo. He estado hablando con una librería especializada en arte y, seguramente, los tenga allí, próximamente, como sitio físico, para no tenerlos solo en una plataforma on line. He realizado exposiciones de algunas de las viñetas en A3 y expuse en RTVA, como en el espacio California (C/Sol, 86). En París no lo he presentado todavía, pero yo nunca cierro puertas».

¿La comparativa más rara o no tan obvia cuál sería? «La frase “Oh là là” parisina con la de “oi, oi, oi” de aquí, porque es una de las dos frases que aparecen en el libro, lo demás son imágenes. Y de las ilustraciones, la relación entre “la patilla” y el conocido bigote, “la moustache”, ha llamado mucho la atención».

Al ser una obra icónica, presume de un carácter didáctico y universal, idóneo para niños y turistas. «A mí me encanta trabajar con imágenes y llegar a la gente de manera visual, ya que vivimos en un mundo muy rápido donde tienes que verlo todo a la primera. La mayoría de mis compradores han sido educadores y trabajadores sociales, que juegan con estereotipos para educar en valores o para reírnos de nosotros mismos y caer en la cuenta de que no somos tan diferentes, de que hay bastantes similitudes también».

¿Cómo ve el mundo una diseñadora gráfica? «En color pantone (un sistema por el que los artistas gráficos trabajan con los colores),- risas-». Me refiero a qué cosas le llaman la atención del entorno, o le indigna, «Los menús de los restaurantes», ¿cómo? «Los gastrobares se están salvando porque cuidan mucho el diseño. Voy caminando por la calle y me fijo en los rótulos de las tiendas, en los colores que usa. Nunca estamos de vacaciones. Somos esponjas con pies y estamos siempre absorbiendo información».

Porque ¿qué aporta esta técnica a la cultura o a la sociedad? «Para mí debe tener ese valor de entrar en la conciencia, rebajando estereotipos. Yo he querido buscar hermanarnos como ciudades, entendernos, porque tenemos muchas cosas que aportarnos unos y otros. Por otra parte, el diseño gráfico ha de tratar de facilitar la vida de las personas, gracias a un diseño industrial, pero también la navegación por una web. Que todo esté en el sitio pertinente para que la navegación sea fluida o en un cartel, por ejemplo, que todo esté suficientemente limpio ordenado y jerárquicamente dispuesto para que de una pasada sepas de qué va el concierto o donde está el evento. La función del diseño para mí es facilitar a las personas su día a día».

Y en Sevilla, ¿de qué posición disfruta el diseño gráfico? «En Sevilla hay muy buenos profesionales, pero todavía tiene que cuajar un poco más, aunque soy optimista porque cada vez se abren más salas dedicadas a promocionar artistas independientes y que son de aquí, jornadas dedicadas al comic, hay talleres de ilustración y soy optimista al ver que, poco a poco, el diseño gráfico se va introduciendo en la agenda cultural de mi ciudad».

¿Cuáles son los recuerdos que más le pesan de su estancia en París? «Estuve a menos 10 grados en París, y tenía que hacer tramos andando con la nieve hasta arriba para llegar a la oficina. Aquí es todo más cercano, allí hay más desconfianza. A mí me chocó mucho, por ejemplo, que no teniendo mucho nivel de francés pero defendiéndome a nivel de conversación, el hecho de que en muchos establecimientos yo pedía algo en francés, y me contestaban en inglés, y me indignaba porque quería integrarme más y aprender el idioma pero me encontraba con esta diferencia, que a lo mejor lo hacían con buena intención, pero me lo tomaba un poco regular. Y después, todo tenía un alto precio, solo la habitación en la que me quedaba me costaba la totalidad de lo que recibía con la beca. Para cortas estancias sí te dan más ayudas y te ofrecen residencias, pero para largas temporadas se hace más difícil». ¿Sutiles diferencias?

Tras despedirnos, miré alrededor de la plaza y no encontré ningún puesto de castañas, miles de hojas anaranjadas y recién caídas en el suelo, pero ningún puesto de castañas, ¿habrá alguno en París?, me preguntaba mientras me alejaba de Helen y sonaba en mi cabeza la amelieana música de Yann Tiersen.

Logo Nakupenda

Asociación de Cooperación Internacional de apoyo a la infancia y la mujer en Gambia a través de diferentes proyectos de educación, sanidad, alimentación y apadrinamiento. ASOCIACIÓN NAKUPENDA SANA:
C/ Rodrigo de Triana 7, Bajo Loc. 1 (29640)
Fuengirola – Málaga – Spain
CIF G92837871 – Reg. Nº 29-1-7472 – RACDA: 0247
Tel. +34 647 931 816  
info@nakupenda.es – www.nakupenda.es