Aladar 27

Corralitos, S. A. Oct21

Corralitos, S. A.

La cultura es universal. La cultura no puede convertirse en patrimonio de unos pocos. Y, desde luego, la cultura no es un recinto al que un grupo determinado nos pueda impedir acceder. Sin embargo, no son pocos los que pelean para que la escritura, el cine, la música o la escultura, se conviertan en clubes exclusivos a los que sólo tienen acceso los socios fundadores o los sujetos extraños. Patrañas propias de quien no sabe ni lo que dice. Lo que rodea las manifestaciones artísticas en algunos foros concretos, me irrita. Más a menudo de lo que quisiera. Por lo visto, para ser artista hay que ser muy excéntrico, beber grandes cantidades de alcohol, fumar hasta la extenuación, tener la mirada perdida casi siempre, hablar de autores a los que no conoce ni su madre, mostrar cierto desprecio por los que no son artistas, mostrar un desprecio descomunal por aquellos que tratan de llegar a serlo, odiar a muerte a todo aquel que despunta o que tiene la desfachatez de asomar y no tener complejos al mostrar su trabajo. Eso o ser un estirado que fuma en pipa y al que hay que llamar de usted. Además, por lo visto, para ser artista no hace falta serlo. Novelistas que no escriben, pero beben y comparten borrachera con uno que si lo hace (mal, pero lo hace); pintores que fuman mucho aunque no agarran un pincel desde que son pequeñitos y alternan con escultores que escriben en la revista La escultura es la vida y nadie nos lo podrá robar o poetas que presumen de ser malditos y sufren de la incomprensión social. Son los inventores de un arte inútil y estúpido. Los inventores de lo que podríamos llamar la escuela sólo nosotros entendemos de...

DEMONIOS FAMILIARES O LA LUCHA POR SALIR DE LA OSCURIDAD...

Deambulan por los pasillos y las estancias de la vieja casona familiar; el rencor, los silencios, la culpa. En busca del abrazo cálido que nunca tuvo, Eva se enfrenta a su propio egoísmo y al despertar enérgico del primer amor. Eva y sus Demonios familiares, último regalo de la gran Ana María Matute. El pasado 25 de junio, Ana María Matute nos dejó cuando faltaba apenas un mes para que cumpliera los 89 años y mientras escribía la novela que se ha convertido en su obra póstuma, Demonios familiares, que acaba de publicarse en Destino, con prólogo de Pere Gimferrer y Notas sobre la escritura de una novela inacabada, de María Paz Ortuño. Los dos textos que acompañan a la novela resultan muy enriquecedores. Si bien es cierto que la muerte sorprendió a la autora cuando todavía no había dado por finalizado su trabajo, me parece una reflexión muy interesante la que realiza Pere Gimferrer en el prólogo: «Me niego a considerar que Paraíso inhabitado –novela de la que la propia autora tenía pensada la continuación- y Demonios familiares, sean novelas inconclusas […] Cuando una obra, en la forma en que se nos manifiesta y llega a nosotros, posee plenitud, la noción de inacabamiento carece de sentido”. Igualmente sugestivas son las especulaciones del prólogo en relación con el corte -realista o no- de la novela: “Cada elemento es real, pero no necesariamente realista; verdadero muy hondamente, pero no necesariamente verídico o veraz como una crónica; tiene la verdad de las imágenes simbólicas”. Por otra parte, las notas firmadas por María Paz Ortuño, amiga del alma y ayudante de Ana María Matute hasta sus últimos días, dan cuenta del trabajoso proceso creativo que supuso para la autora este su último libro, escrito y cuidadosamente corregido...

Saborear la danza en familia Oct21

Saborear la danza en familia...

La pedagogía de los espectáculos es uno de los soportes de la difusión de la cultura. De nada sirve intentar dar a conocer un arte concreto si el espectador no puede empatizar con lo narrado por desconocimiento o por falta de interés. El Teatro Real de Madrid presenta junto a la Fundación Antonio Gades la producción Movimientos 2: Danzar al aire español que trata de reunir a espectadores de todas las edades con el fin de repasar la historia de la danza más española. Música, danza y teatro. Eso es lo que se une sobre el escenario del Teatro Real de Madrid cuando se levanta el telón y comienza la representación de Movimientos 2: Danzar al aire español, la nueva producción de la Fundación Antonio Gades y el Teatro Real de Madrid. Además de esa fusión tan antigua como el propio arte, otra se inicia desde que los espectadores entran en la sala principal del teatro. Este es un espectáculo para todo tipo de público, para personas de cualquier edad y condición. Como debe ser. Resulta gratificante encontrarse con un espectáculo en el que no se trata a los más pequeños como si fueran bobos, en el que no se dan patadas a las inteligencias (ya saben, hablar dando voces para resultar simpático y soltando un discurso sin pies ni cabeza); con un espectáculo que, aun siendo para todos los públicos, no resulta un tostón a los mayores. La diversión y la formación forman un conjunto apasionante que sirve a los más chicos y los que lo son menos. Movimientos 2: Danzar al aire español se divide en seis cuadros muy bien presentados (la iluminación, el vestuario y la peluquería tienen mucho que ver con el resultado) que repasan la historia de la danza...

José María Sert, nuestro Miguel Ángel olvidado Oct21

José María Sert, nuestro Miguel Ángel olvidado...

Aladar se propone reivindicar con varios artículos la vida y la obra de uno de los artistas españoles más importantes del siglo XX que es, sin embargo, uno de los menos reconocidos. Su legado es extraordinario en todos los sentidos. Distintas razones ocultan tanto su personalidad como los importantes servicios que prestó a la cultura y a la sociedad española, pero sobre todo han dejado caer en el olvido una obra genial. Un tren atraviesa la campiña francesa a toda máquina en la oscuridad de la noche del 5 de septiembre de 1939, viaja con las luces apagadas para evitar los bombardeos alemanes en un momento muy difícil, hace tres días que los aliados han declarado la guerra al Tercer Reich y Francia moviliza a sus reservistas. Pero el pintor José María Sert, afincado en París desde hace años, ha hecho gestiones al máximo nivel para conseguir que se le dé prioridad a este convoy ante los trenes cargados de pertrechos militares que discurren hacia la frontera con Alemania. Todas las barreras de Francia permanecen levantadas. En esos vagones viajan las obras del Museo del Prado de regreso a España. El mundo contiene la respiración. Sert consiguió in extremis poner a resguardo un legado único. Llevaba años trabajando en ello, gracias a sus excelentes oficios consiguió la movilización internacional para poner a salvo la primera pinacoteca del mundo, que el Gobierno de la República había mantenido junto a sí en la desesperación de una huida incierta, primero a Valencia, después al Castillo de Figueras; porque bien lo había dicho Manuel Azaña “El Museo del Prado es más importante que la República y la Monarquía juntas”. Gracias, entre otros, a José María Sert los fondos del Prado se salvaron de los desastres de la guerra....

La propuesta era otra ¿no? Oct21

La propuesta era otra ¿no?...

Nuestra sociedad evoluciona hacia lugares que, por lo menos, son inquietantes. A veces, lugares que, hasta hace bien poco, se miraban sin prejuicios, sin problema alguno. El Principio de Arquímedes intenta indagar en esas cuestiones que nos están arrastrando a vivir con excesivo temor, al territorio de la falsa comunicación, a la prohibición constante. Y lo hace aunque no llega a completar el objetivo. El principio de Arquímedes es una buena obra de teatro. El espectador se encuentra con una propuesta moderna y atractiva. Sin embargo, algunas cosas la colocan en un territorio yermo en exceso si tenemos en cuenta las enormes posibilidades que se intuyen desde el principio y que no se aprovechan del todo. Si me preguntasen si merece la pena ir al teatro, les diría que sí. Pero… El texto de Josep María Miró trata algunos asuntos (la desconfianza que nos invade, el temor a vivir con normalidad ya que la evolución social nos lleva a terrenos convertidos en problemáticos, la mirada clara de las personas que se ha diluido, el miedo como elemento que bloquea al ser humano y le convierte en la encarnación de la violencia), pero los trata sin anclar las ideas en un vehículo fundamental que articule el discurso. Se mezcla desde la prohibición a fumar en lugares de trabajo a la falta de comunicación pasando por la pederastia; cosas que causan angustia, temor o confusión entre los personajes. Esto esta muy bien, pero para el espectador con el temor o la angustia hubiera sido suficiente. La confusión es peor compañera de viaje para el que esta en la platea. No voy a decir que esto que nos cuentan no es reflejo de lo que sucede en la sociedad, pero la ficción tiene sus propias reglas. Al...

El estilo confundible que responderá siempre al nombre de Cornelius Oct21

El estilo confundible que responderá siempre al nombre de Cornelius...

The Cornelius es una banda que, a pesar de su completo historial, todavía no ha soplado ni diez velas. Con un estilo que se mueve entre corrientes de funk y pop rock, ha conseguido que productores como Mick Glossop se enamorasen de su trabajo. Tras diferentes experiencias en escenarios y estudios de grabación, en 2013 publicaron Walking in Circles, donde algunos de sus temas recuerdan al álbum que supuso su primer y asombroso trabajo: Greatest Hits. Son actualmente The Cornelius, antes han sido Cornelius 1960 y, en sus orígenes, decidieron acompañar el agua bendita de un simple Cornelius. Y ese, guste más o guste menos, será el nombre que perdurará: Cornelius. Al igual que el estilo con el que abrieron tantas bocas y se ganaron tanto respeto. Una banda compuesta por auténticos profesionales de la música, tanto en materias de composición como de ejecución. Su carácter funky, sus composiciones trabajadas y pulidas hasta el detalle más sutil, y la genialidad de sus directos los convierte en un grupo que todavía no goza de todo el prestigio que merece. The Cornelius se compone en la actualidad de David Caneda «Chiquillo» (voz), Antonio Casado «el Abuelo» (guitarra), Toni B. Willisch (guitarra), Andoni Arcos (bajo), José A. Vilas (teclado) y Alberto Dopico (batería). A pesar de que a las baquetas la banda ha registrado varios cambios a lo largo de su trayectoria, el bloque se ha mantenido sólido desde sus inicios. Este conjunto, de origen gallego, se dio a conocer a lo grande en 2007, con su álbum Greatest Hits. Quienes conocían a los músicos sabían lo que podía dar de sí cada uno de ellos, pero el lanzamiento de este trabajo demostró la contundencia y calidad que atesoraban formando equipo. Fue un impacto, y una alegría,...

MAFIOSOS DE LA NUEVA ERA: EL POR QUÉ DE LOS SOPRANO Oct21

MAFIOSOS DE LA NUEVA ERA: EL POR QUÉ DE LOS SOPRANO...

Tres películas que pensamos influyeron en la idea y desarrollo del equipo de Los Soprano. Un artículo sobre cine y mafia que no desdeña la comedia y los rudimentos de toda vida ordinaria; pues por más sofisticación que se le quiera dar, los asesinos también lloran y a veces hasta tienen sobrados motivos para hacerlo, pues sus metas o no fueron las que pensaban, o es el que el mundo ha cambiado. O nadie entiende a nadie. En fin, cosas de locos. Escribir sobre cine de mafiosos y no citar la sacrosanta trilogía de El Padrino parece poco menos que una herejía y no es nuestra intención sobrepasar estos límites. Los papeles que tanto Robert de Niro como Al Pacino o el mismo realizador Francis Ford Coppola tienen en estas tres películas -de las que siempre se dijo que la segunda sobrepasaba en calidad a la primera- conforman un espectro tan difícil de superar en dimensiones dramáticas y trágicas, que el campo del cine (poblado, como decía hace unos días el guionista David Chase en la prensa, fundamentalmente de sueños o pesadillas) no podrá olvidar jamás cómo, por ejemplo, aquella cabeza de caballo muerto y desangrado dentro de la cama de una de las víctimas de la Mafia, nos hizo enloquecer y vibrar de horror a partes iguales, ya desde la novela de Mario Puzo. Sin embargo, nuestro objetivo esta vez es otro, ya que lo que caracteriza a los mafiosos de la nueva era, además de ese sino siniestro por el que quién la hace la paga, es mostrar cómo aquellos viejos hombres tan identificados con el Gary Cooper de Sólo ante el peligro, tienen también su corazoncito. Para mostrar este rasgo que a muchos puede parecer más una extravagancia que otra cosa,...

El paro en el cine: una realidad cercana Oct21

El paro en el cine: una realidad cercana...

Tres películas sobre el drama del desempleo, que ha evolucionado, y mucho, desde finales de los años 40 del siglo pasado a nuestros días. Si bien la última película de la que hablamos es anterior a la fatal crisis económica y de valores que vivimos, también observamos cómo hasta los cineastas saben dar un paso atrás para tocar según qué temas. Hay realidades difíciles de describir, pero más fáciles de mostrar. El desempleo y lo que supone para muchas personas y familias es una de ellas; sobre todo cuando pasa mucho tiempo desde el último mes cobrado o trabajo realizado. La situación en España, ahora mismo, nos hace preguntarnos el sentido de un artículo que clasificaríamos como de realismo social en una era, la post-capitalista, donde empezamos a ver nuevas fuerzas sociopolíticas (en realidad, nada novedosas) en sus planteamientos, que prometen ese poco de esperanza, aunque sea en la lucha, que nos permite ir tirando. No encontramos, por otra parte, ninguna referencia comparable más o menos conocida del paro en la era de las redes sociales, lo cual pudiera ser esclarecedor. Tal vez se necesite más tiempo o un revulsivo mayor o más potente. El cambio definitivo, no obstante, de mentalidad lo encontramos referido en la segunda y tercera películas escogidas. De esta forma, mientras que en los 90, la problemática nos era contada desde un punto de vista lúdico-trágico, ya en el nuevo milenio hay una actitud de protesta contestataria bastante clara, que se ha visto silenciada años después, quizás desde la hipocresía o la simple voluntad de acallar algo desbordante en sus datos, una realidad que sigue provocando el mismo malestar. De alguna manera parece que esa reivindicación de las personas que se hacía no es suficiente para ciertos sectores poderosos y...

EN TORNO A LAS EXCENTRICIDADES DEL CARDENAL PIRELLI...

Esta novela es un despropósito. Me reconozco como un aficionado a la literatura decadente y a los raros. Confieso haber encontrado méritos e interés en Lorrain, en D´Annunzio, en Hoyos y Vinent. Pero esto es demasiado. Firbank no entendió en vida que no lo comprendieran, y es que seguramente el público británico no estaba preparado para la intensidad barroca de una Sevilla inventada, a lo que se trasluce detrás de esas liturgias de la catedral y del coso, hechos ininteligibles para la moral anglicana desplegados bajo la violencia de un sol ajeno y excesivo. Pero tampoco desde España se entiende esa imagen adulterada de Andalucía. Con lo cual el relato se torna ilegible. Son personajes sin componer, conversaciones mezcladas con vaguedad dentro la narración, estampas exageradas y anecdóticas sin ninguna profundidad, tópicos malformados. Una escritura breve, sin enjundia de relato ni de novela en la que solo hay destellos de extravagancia de lo que comienza siendo una farsa, lo que no sería malo si no fuera porque su autor, poco a poco, va intentando endosárnosla con sus veleidades literarias. Y aun así nos deja frases célebres por lo demenciales. No tengo nada que declarar aparte de mí mismo. El hechizo de Sevilla le trastornó. Calificación: Exótico. Tipo de lector: Raro. Tipo de lectura: Extravagante. Argumento: Desquiciado. Personajes: Latentes. ¿Dónde puede leerse?: En un patio de Sevilla, una noche de...

Mente animal

Mente animal (Córdoba, La Bella Varsovia, 2014) es una sorpresa, no así su autora, Pilar Adón, poeta, narradora, traductora de, entre otros, Henry James, que viene construyendo con calma y mucho tino una sólida carrera literaria a la que la crítica ha atendido convenientemente (no es por casualidad que el novelista Manuel Longares, salude el libro en la contraportada). Mente animal es un poemario fieramente escrito desde las entrañas del recuerdo, con un inesperado aroma a norte que al lector quizá le lleve a evocar los paisajes líricos del poeta sueco Tomas Tranströmer. El marco real del que nace la escritura puede ser el espacio rural castellano, pero el tono es de brumas frías, de bosques en sombras, de amenaza, de temores ancestrales. Con una escritura precisa que penetra como un bisturí en la carne de la vida cotidiana en la aldea, en los campos soberanos donde el hombre soporta una vida de lucha desesperanzada y de desgracia, Pilar Adón se enfrenta a los fantasmas del pasado, a un origen que no es celebrado sino con el abandono: “¿no es la retirada la actitud más noble?”. La suya es una mirada que contempla la tragedia con la naturalidad de lo que ya se entiende casi como una cruel e invencible rutina, por eso la visión que estructura los poemas es seca, sarmentosa y descarnada o como de piel vieja, casi en cueros; así que no, bucólicas evocaciones de una naturaleza esplendente no espere el lector aquí, no será el Virgilio de Las Geórgicas, ni el Fray Luis de los poemas de dones y gracia escritos en El Cigarral de Toledo lo que se va a encontrar en estas páginas donde siempre acecha la bestia. Otras son en Mente animal las viandas con la que...

A la sombra de las muchachas en flor...

Segunda parte de las siete de las que consta el conjunto En busca del tiempo perdido firmado por Marcel Proust; premiada en 1919 con el Goncourt francés. Retomo la lectura de este libro por dos evocaciones que me llevan a una nostalgia nefasta: la primera es Combray, en cuya playa sucede el segundo decisivo que arrastra hasta todo un paisaje mental en torno al amor; la segunda es que a pesar de que este miembro de la familia Guermantes que narra, me encandiló en Por la parte de Swann, lo cierto es que pensé durante no pocos años, que pecaba en exceso de yoísmo. Su lectura con la madurez mejora y uno entiende como ineludibles la enfermedad respiratoria del personaje, no provocada sólo precisamente por una indigestión con la dichosa magdalena. Al igual que entiende que muchas veces desde la pereza o la evocación de la misma, pueden salir enormes resultados. De las casi seiscientas páginas del texto, las primeras arrastran a Swann para convertirlo junto a Odette, en compañeros de confidencias hacia la quietud, algo necesario para escribir y pensar el mundo encapsulado en su cabeza. Existe, por otro lado, un sentimiento de frustración que lleva a no considerar al objeto lo mismo que el sujeto, de tal forma que el personaje, a pesar de narrar en primera persona, lo hace desde cierto distanciamiento. Se muestra lo risible desde objeciones a la aristocracia como clase social, sin tomar partido ni por la burguesía ni por los obreros. La nómina de mujeres evocadas lleva al personaje a un conflicto por no querer que una mancha quite la siguiente y esto es no sólo porque en todo el mundo no encuentre estímulos atractivos, que también. La forma de enamorarse Guermantes es plena y a la...