Compañía Nacional de Danza en el Teatro Real May28

Compañía Nacional de Danza en el Teatro Real...

Allegro Brillante con coreografía de George Balanchine y música de P. I. Chaikovski; Delibes suite coreografiada por José Carlos Martínez; In the Middle, Somewhat Elevated de William Forsythe y T. Willems, y, por último, Casi-Casa de Ek y Fleshquarted, son las piezas que forman el espectáculo que podrá disfrutarse en el Teatro Real de Madrid hasta el próximo 1 de junio. Una mezcla entre lo clásico y lo contemporáneo en la que se aprecian altibajos técnicos. Se echa de menos un espectáculo importante de danza. Eso es lo que podrían pensar los buenos aficionados que se acercan al Tetro Real de Madrid. Y se echa de menos un golpe de timón por parte de la dirección de la Compañía Nacional de Danza que dirija a sus profesionales hacia lugares en los que se encuentren cómodos y sean capaces de lograr cotas artísticas importantes. Hoy, viendo el Allegro Brillante y Casi-Casa (principio y final del espectáculo) parece claro que las cosas deberían deslizarse hacia las piezas contemporáneas, ya que el resultado va de lo insulso e imperfecto (en la primera pieza) a lo correcto y esperado. La música enlatada que han preparado para representar estas piezas resulta casi dolorosa si nos centramos en la primera parte en la que nos obligan a escuchar música de Chaikovski y Léo Delibes como si estuviéramos metidos en un ascensor. Y la megafonía empeora todo hasta la irritación. Hay momentos en los que parece que todo se convierte en una película de ciencia ficción en la que las computadoras se estropean (otra vez Chaikovski). No sé como alguien no ha pensado en algo tan simple como que siendo la música un pequeño desastre, el disfrute de la danza se ve afectado. Se pongan como se pongan algunos, el espectador...