Avilés en el epicentro Jul22

Avilés en el epicentro...

Un festival que marida Cine con Arquitectura transforma Avilés, la ciudad asturiana, convirtiéndola en referencia cultural del verano. El FICARQ es ya, en su segunda edición, una cita obligada. El grandioso espectáculo de Rafael Amargo puso punto final a una semana de conferencias y proyecciones. Un punto de encuentro de arquitectos y cineastas. Por segundo año consecutivo, la ciudad asturiana de Avilés convierte su verano en un lugar imprescindible para la cultura gracias a FICARQ, el Festival Internacional de Cine y Arquitectura. Una iniciativa única, puesto que su laboriosa organización está en manos de la iniciativa privada y sale adelante únicamente gracias al empuje de Ana María Álvarez Muriel, la creadora y directora del certamen. Un esfuerzo enorme con el que consigue dinamizar el encuentro entre las artes y sus creadores, situando a una población de apenas ochenta mil habitantes en el mapa de la excelencia. Todo en la ciudad -todo en ésta muestra- es singular. Entrando en la población sorprende de inmediato la poderosa imagen del certamen en los espacios publicitarios que los comerciantes de Avilés han hecho suya. Las inquietantes fotografías de Ricardo Villoria están cargadas de significado en un paralelismo entre la Arquitectura y la construcción de la propia imagen, el derecho a re-crear y a disentir con la fuerza de la personalidad rompiendo las fronteras del género, del propio cuerpo, de la propia arquitectura. Villoria es también el director del cortometraje que presenta esta segunda edición, El poder de la transformación, un minifilme excepcional con fotografía de Pablo Bürmann producido por la misma Ana Muriel. Es el trabajo arriesgado y fascinante de un artista poliédrico que acaba de iniciarse en el audiovisual y que promete muchas sorpresas. La gala de inauguración, conducida por Cayetana Guillén Cuervo y el actor andaluz...