Modelando “buen rollo” a través de la música May28

Modelando “buen rollo” a través de la música...

Son solo tres músicos, pero parecen multiplicarse cuando se ponen al mando de cada uno de sus instrumentos. Como lo haría un gremlin cuando un chorro de agua le cae encima. Aunque Paty, la frontwoman de Pantones, es más de ese otro clásico del cine de terror, Critters (que compite en horror y enfermizo encanto con la versión rebelde de los mogwai), y de ahí que para su nombre artístico haya adoptado como apellido el nombre de estos otros. Sin embargo, se antoja casi imposible encontrar algún detalle terrorífico en las canciones de Pantones. Esta banda madrileña trata de exprimir al máximo el género conocido como punk pop, y su música es una permanente búsqueda del buen rollo, del estar a gusto. Las letras de sus composiciones transmiten historias del día a día de una persona cualquiera, sin querer esto decir que se trate de historias cualquiera. Lo que no persigue el grupo es elaborar poesías o estructuras melódicas que haya que escuchar varias veces para sustraerles toda la esencia. Es música que entra directa adonde tiene que llegar, y esa meta bien puede ser el estado de ánimo del oyente. El punk pop de Pantones suena a felicidad y, sobre todo, a despreocupación. Su guitarrista, rebautizado en su faceta musical como Hormiga The Ant, llena las canciones con quintas que, lejos de complicarse la vida, equivalen a la primera advertencia de que lo que se va a escuchar entrará en una estrecha relación con la adrenalina. Lo apoyan la fuerza y la gracia de su batería, comandada por Any Pop (nombre artístico también, por si las dudas). Y Paty Critter pone su toque especial combinando las bases del bajo con su voz, dulce y enérgica a partes iguales, y sus ganas de expresar...